Domingo 22, Octubre 2017
Institucional Agenda Prensa Multimedia Links Contacto
 
 
 
 
 
 
 
 
AGENDA 2017
TALLERES EMPRETEC
 
Córdoba
Rosario
Jujuy
 

Próximos
San Salvador
de Jujuy

Realizados


 
 
 
 
 
 
NovedadesNotas Anteriores
Volver


"El Taller me dio el orden interior para ser más eficiente en lo que hago."
Lucio Simonella es un cordobés de 31 años, Licenciado en Química y Dr. en Geología. Junto a Fausto Comba, Lucas Colombo y Andrés Colombo, crearon Novosens, un emprendimiento dedicado a la producción de equipos de medición basados en biosensores y destinado, principalmente, a la industria vitivinícola. Además, Novosens fue uno de los cinco ganadores del Concurso Emprendimientos Innovadores Banco Nación 2015.



¿De que trata tu emprendimiento y cómo surgió la idea del mismo?
 
El emprendimiento, que está conformado por un grupo de Químicos y un Ingeniero, tiene como base principal el conocimiento sobre biosensores que posee cada uno de los integrantes. Fausto Comba, Andrés Colombo y yo estamos especializados en Química mientras que Lucas Colombo es Ingeniero Biomédico. En lo que respecta a mi experiencia, ya había realizado algunos emprendimientos de manera particular en otras áreas. Luego de analizar diversas tipos de emprendimientos en el rubro de los sensores, junto al resto de los integrantes, nos dimos cuenta que teníamos el potencial técnico necesario para llevar nuestra idea a cabo. Es por ello que, aprovechando que Argentina es el 5to país en producción vitivinícola a nivel mundial, desarrollamos un biosensor de etanol que le pueda agregar valor a la industria vitivinícola. Primero detectamos entre una batería de compuestos determinados por las bodegas, que el etanol era, efectivamente, un compuesto a determinar de manera significativa por dos motivos fundamentales. Primero, porque el conocimiento del nivel de etanol en el proceso fermentativo es importante para controlar la calidad de la producción. Y, en segundo lugar, su determinación es de carácter obligatorio, dado que a nivel fiscal deben certificar el contenido etílico del vino para categorizarlo según lo indica la Ley General de Vinos (N° 14.878). A partir de allí, indagamos cuáles eran las técnicas que utilizaban las diferentes bodegas y observamos que la principal metodología consistía en un método indirecto donde, primero, debían destilar y luego, por densitometría, determinar el porcentaje de alcohol etílico en el vino. El problema radica en que esta forma de determinar el etanol para las bodegas es bastante laborioso, ya que consume 30 a 40 minutos por muestra, siendo la regulación de la temperatura un factor crítico del proceso. El uso de biosensores para esta industria cuenta con diversas ventajas técnicas y económicas. Con la tecnología de biosensado se puede medir la concentración de distintos compuestos de interés para la producción, como alcohol etílico, glucosa y lactato entre otros, permitiendo que se realicen mediciones rápidas, de manera simple y con poca cantidad de muestra, que en general, no requiere tratamientos previos. A su vez, esta tecnología es de bajo costo en relación con soluciones similares que, frecuentemente, son importadas dificultando la reposición de reactivos. 
 
¿Qué te impulsó a iniciarte en el camino emprendedor?
 
En primer lugar mi personalidad. Por un lado me gusta hacer más que decir y por otro lado, tengo un alto nivel de tolerancia a la frustración y muchas pero muchas pilas. Estas características sumadas a constantes ideas que se me presentaban, hicieron -que gracias al apoyo de mis padres- pudiera llevarlas a cabo. Estas primeras experiencias me demostraron dos cosas. Primero que con acción, esas ideas se pueden concretar. Segundo, que luego funcionen en el tiempo es otra cuestión. Más tarde, los conocimientos adquiridos y encontrar un equipo que compartiera la visión y pasión fueron los pilares para iniciar un emprendimiento mucho más ambicioso. 
 
¿Cuáles son los obstáculos que se te presentaron o se te presentan?
 
Desde que terminé el secundario me embarqué en diversos emprendimientos familiares y propios, desde un ciber bar (2 años), a un comercio dedicado a la venta y service de artículos de electrónica. Entonces, desde mi perspectiva los principales obstáculos fueron la inexperiencia y la necesidad de ser autodidacta al inicio. Luego, cuando uno tiene más experiencia los proyectos se vuelven más grandes y esto supone una mayor organización con metas bien definidas para no dispersar energía, porque es muy común el entusiasmo por nuevos proyectos que van apareciendo en el camino emprendedor. 
 
¿Qué aptitudes no pueden faltar en un emprendedor? 
 
Considero que primero la decisión de aprender. Todo ese aprendizaje que conté previamente y sumado a haber podido estudiar y terminar un posgrado me brindaron herramientas necesarias. Luego, la tolerancia al fracaso (perseverancia), es decir, saber aprender de los errores y tomar los mismos como aprendizajes. En tercer lugar, crear redes de contactos. De chico mi padre me dijo que no hacía falta "ser el chico diez" sino que para progresar también hacen falta delegar y tener una red de contactos que nos ayuden a crecer. Por último, ser abierto a críticas, esto es saber escuchar. 
 
¿Te pareció útil participar del Taller Empretec? 
 
Totalmente útil, me dio el orden interior para ser mucho más eficiente en lo que hago. Veo, actualmente, una evolución considerable, principalmente en mi problema de la dispersión y falta de planificación. 
 
¿Hubo algunos de los comportamientos que te resultaron más eficaces para tu situación? 
 
Si, principalmente los ítems de generar metas, planificar y correr riesgos calculados fueron los que más me sirvieron para mejorar mi comportamiento y actividades. 
 
A partir de pasar por el Taller, hubo cambios en tu emprendimiento o consideras que va a haber en un futuro próximo? ¿Y a nivel personal?
 
Fundamentalmente, establecí metas más claras con un plan completo de negocio con mi grupo de trabajo. Esto no sólo hizo más eficiente al emprendimiento sino también mi vida. 
 
¿Recomendaría este Taller? ¿Por qué? 
 
Totalmente, ya lo recomendé a mis hermanas y amigos más cercanos, porque sean más o menos emprendedores creo que son comportamientos que deben formar parte para la vida misma. Y, evidentemente, potencian a aquellas personas emprendedoras.
 
Y a la hora de dar consejos motivadores para otros ¿Cuáles serían tus recomendaciones? 
 
¡Largate! Lo digo muy seguido pero es difícil para las personas superar la barrera de tener la idea y llevarla a cabo. Actualmente, existen instituciones que acompañan a los emprendedores en todos sus estadíos, además de aquellas que financian ideas y proyectos, por lo tanto la excusa del dinero o del "no sé cómo empezar" ya no son viables. Recomiendo que se acerquen a incubadoras de empresas con sus ideas. Y como dije previamente: sigan aprendiendo, nunca es tarde para aprender cosas nuevas, no se frustren si se equivocan, mantengan activos sus contactos y cuenten a la gente sus ideas que siempre recibirán comentarios y críticas constructivas. 
 
También participaste del Concurso Emprendimientos Banco Nación 2015 y resultaste unos de los ganadores. ¿Qué te llevó a participar? 
 
En el emprendimientos nos sentíamos que veníamos encaminados pero nos faltaba capital así que fue una decisión de apostar por lo que hacemos y tratar de demostrar que queremos producir un bien que tecnifique la Industria Argentina. 
 
¿Cómo te resultó la experiencia? 
 
Totalmente gratificante, no solo por el premio en sí sino por lo que conlleva un reconocimiento de estas características. 
 
¿Y, por último, cómo benefició el Concurso al emprendimiento? 
 
Con el dinero compramos una heladera y equipo para el laboratorio de I+D. también invertimos el resto en los insumos necesarios para armar la primer camada de prototipos para el año que viene ir a las bodegas a probarlos. 



 
| Bartolomé Mitre 326 2º Piso - Local 201 | (C1036AAF) C.A.B.A. | República Argentina | Teléfono: (011) 4347-6371 / 72 | info@empretec.org.ar |
© EMPRETEC 2009